Miel de romero y el profesional apicultor capaz de obtenerla

Publicado por Admin de Formacion y Cursos en

El uso de las plantas aromáticas en la producción de miel es una práctica sumamente difundida y que conjuga la dulzura característica de la miel con el aroma embriagador de la planta de la que las abejas liban.

El profesional apicultor ha sabido ubicar esa mágica combinación para obtener productos de altísima calidad y que son muy apreciados por el consumidor.

Es así como la miel de romero reúne esta dupla en sí misma, que la hace tan apreciada por lo elegante y delicado de su aroma y sabor.

El apicultor y el capital natural

Una de las mayores contribuciones que hace el profesional apicultor es que desde sus inicios han contribuido al desarrollo de los recursos naturales. Como profesionales conocedores de su campo, saben muy bien la importancia de la agricultura y la silvicultura para su propia labor y el de sus panales.

Gracias a la naturaleza de su actividad, el apicultor se ha integrado perfectamente al ciclo de los sistemas de vida; y con la sabia ubicación de sus panales, puede aprovechar los recursos de los que depende, sin sobreexplotar o perjudicar estos. Algo que no todas las profesiones que dependen de la naturaleza pueden hacer.

Con la siembra de romero, tomillo y otras especies aromáticas, el agricultor se vale de las abejas del apicultor para garantizar una polinización natural, siguiendo los tiempos y aprovechando al máximo el ciclo natural de la vida.

A su vez el apicultor toma la esencia de estas maravillosas plantas y puede extraer un producto de calidad y gran estima como lo es la miel de romero.

Miel de romero: una dulce combinación

El romero es un arbusto perteneciente a lo que conocemos como plantas aromáticas. Sus flores, de un atractivo color blanco, azul o violeta, de aroma intenso y tentador, son un imán para las abejas.

Gracias a las características de la propia planta, es posible hacer una producción anual, a que permanece floreado todo el año. Sin embargo, su mejor época es entre marzo y abril que es cuando su floración alcanza el máximo esplendor.

La miel que se obtiene de esta planta es una de las más comercializadas y buscadas en el mercado. No solo por su embriagante esencia y sabor, sino que constituye un producto de calidad superior dada su textura y suavidad en el paladar.

Beneficios de la miel de romero

Son muchos los beneficios que aporta al ser humano este delicado manjar. Vale recalcar que la miel de romero es la ideal para aquellos que no han probado nunca este producto, los niños, por ejemplo.

Entre las bondades que podemos resaltar de esta deliciosa miel, tenemos:

  • Es una perfecta reguladora del aparato digestivo. Ayuda en los problemas de digestión, flatulencias y acidez, siendo recomendada una pequeña dosis luego de las comidas más pesadas.
  • Su alto contenido de litio permite recomendar la miel de romero como parte de los tratamientos de algunas enfermedades mentales, como la falta de memoria, senilidad o hasta la bipolaridad.
  • Como muchas de las mieles, también posee propiedades como antiséptico y cicatrizante, haciéndola perfecta para cortes, pinchazos y similares.  
Categorías: Curiosidades

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.