Una buena formación es la clave del éxito como administrador de comunidades

Publicado por Vicente en

administrador de comunidades

Siempre se ha dicho que una buena formación en cualquier materia o ámbito es esencial para tener una base y poder desarrollar una actividad con profesionalidad. 

Según el artículo 13 de la Ley de Propiedad Horizontal, en España puede ser administrador o secretario-administrador:

  • Las personas que tengan la cualificación profesional adecuada y legalmente reconocida para ejercer las funciones de administrador de comunidades. Con la posesión de algunos títulos universitarios se obtiene el acceso directo a la titulación. Así como aprobar el plan de estudios de la Escuela Oficial de administradores de Fincas que supone la obtención de un título autorizado por el Ministerio de Fomento. 
  • Corporaciones y otras personas jurídicas en los términos establecidos en el ordenamiento jurídico.
  • Cualquier propietario del inmueble. 

En el caso de los Administradores de Fincas Colegiados es fundamental para ejercer las múltiples funciones que realiza un administrador de comunidades. 

Algunas de esas funciones son:

  • Resolver conflictos entre propietarios
  • Velar por el buen funcionamiento de la comunidad de propietarios
  • Custodiar la documentación de la comunidad
  • Elaborar un plan de gastos y gestionar las cuentas
  • Encargarse de las gestiones para realizar las reparaciones de las zonas comunes 
  • Hacer un seguimiento de los posibles morosos y llevar a cabo acciones legales si procede

La comunidad de propietarios le puede otorgar más funciones a los Administradores de Fincas Colegiados asociadas a las necesidades de la comunidad de vecinos para su buen funcionamiento. 

Pero además de una buena formación hay que reunir una serie de características en relación a la actitud y la aptitud personal:

  • Empatía con los propietarios
  • Formalidad, seriedad y profesionalidad
  • Paciencia y honestidad
  • Transparencia y capacidad de trabajo
  • Habilidades de comunicación escrita y oral

Hay que recalcar que colegiarse no es obligado para ejercer la profesión de administrador pero existen algunas ventajas como es el caso de disponer de un seguro de responsabilidad civil que cubre cualquier daño que se pueda producir al cliente. 

Los Administradores de Fincas Colegiados ofrecen garantía, calidad y fiabilidad.

Porque para el cliente no es tarea fácil elegir a un buen administrador de fincas, ya que como hemos detallado antes son muchas la funciones que debe desempeñar por ello la cualificación profesional es muy importante. El nivel de exigencia va a ser mucho mayor si se hace cargo de la administración de la comunidad alguien ajeno a la finca. 

No deja de ser una profesión dedicada especialmente a resolver los problemas que se generan, lo que conlleva un trato difícil, pero de ahí la importancia que supone las características personales. 

La disponibilidad y la capacidad resolutiva van a ser fundamentales para la resolución de incidencias y poder manejar situaciones de estrés de forma efectiva. 

Motivo de ello es la formación constante para abordar de la mejor forma posible las inquietudes y preocupaciones de los propietarios de la comunidad de vecinos. De esta forma se puede ofrecer un buen asesoramiento en términos fiscales, jurídicos, técnicos, administrativos y para poder solicitar subvenciones y ayudas en beneficio de la comunidad. 

La función principal del administrador de comunidades es la de encontrar las mejores soluciones para que todo funcione de manera óptima. 


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *